Abordar una facilitación grupal por videoconferencia, es una competencia indispensable, por estos días, para llegar sin límites a cualquier rincón del planeta. El Coach en esta actividad asume el desafío de entrenarse en las estrategias para movilizar a la audiencia.

Y… ¿a qué llamamos facilitación grupal por videoconferencia?: es el acompañamiento en un espacio virtual, que el coach hace a la audiencia, en un proceso de transformación del coachee, en este caso un grupo. El objetivo de una facilitación es que el participante, entrenado o coachee, durante la actividad experimente una movilización emocional que le provea de alguna distinción de sí mismo, hacer conciencia de algo que no veía antes de la experiencia. Una distinción no es (en estos términos) un saber intelectual, una identificación conceptual, sino un aprendizaje en la vivencia, un " darse cuenta" (sistémico, integral que involucre el cambio emocional) que le permita interpretar su mundo de manera distinta a como lo venía haciendo, de una forma inédita para su cosmovisión hasta ese momento.

La facilitación crea un contexto de aprendizaje experiencial, donde el coachee en su vivencia descubre nuevas o distintas miradas y cambia su rango emocional para afrontar un desempeño en el que se encontraba limitado.

En el contexto online se eleva la demanda de creatividad del coach y nos pone a desarrollar otros sentidos, porque la percepción es distinta a la que tenemos cuando hacemos coaching en sala con una audiencia presencial.

Exige imaginar nuevos estímulos para provocar nuevos retornos que le den al Coach señales para escuchar a su audiencia y poder acompañar sus procesos y sus resonancias.

La diferencia con una Conferencia la marca el estilo y el objetivo con el cual se realiza el evento. La facilitación busca generar un cambio de observador en la audiencia y por ello amerita un esquema de trabajo que se distancia de lo informativo, académico o del monólogo conceptual.

Quizá sea este uno de los entrenamientos más enriquecedores y retadores para aprender a agudizar los sentidos, ser creativo, mantener en tensión a la audiencia, a quienes, no podemos ver durante la mayor parte de la sesión.

En nuestra sala virtual de facilitación todos los recursos para entrenarse están disponibles: Sala de zoom, moderadores, difusión del evento, grabación de video y chat, audiencia, feedback de los asistentes que escuchan, aprenden de sí mismos y aportan en la elevación de las competencias del coach.

También en una facilitación on-line, te ofreceremos talleres pagos de diseño, creación, ejecución y medición de resultados. Solicita más información en:      me intersa la formación para facilitación>>>